Y lo llaman

Magda Bandera 21-03-2007 0:00 Lectures 96

Arxivat a:

El Tripartito II vuelve a tener problemas con la prensa y la libertad de expresión. El último episodio suena a declaración de guerra de un clan mafioso:

"LA VANGUARDIA. Jordi Juan - La divulgación de las amenazas del director de la oficina de Comunicació de la Generalitat, Antoni Bolaño, contra el redactor jefe de La Vanguardia Jordi Barbeta provocaron ayer una reacción en cadena en contra de la actuación del alto cargo gubernamental. El Col·legi de Periodistes de Catalunya intervino para pedir explicaciones al Govern de Montilla y calificó de "desprecio absoluto contra la libertad de expresión" sus manifestaciones.

Según denunció Barbeta en un artículo publicado el pasado domingo, Bolaño le amenazó con esta afirmación textual: "Te juro que no voy a parar hasta joderte". La frase se pronunció el viernes por la mañana. A esa misma hora, Bolaño advirtió también a un subdirector del diario con iniciar una campaña contra el grupo editorial en el que trabaja. "Vamos a ir por vosotros. Os vamos a hundir. No nos llaméis en tres semanas porque nadie va a estar a vuestra disposición", añadió. El mismo mensaje, categórico y contundente, fue transmitido a un miembro de la sección de Política.

En la tarde de ayer, tres días después de proferirse tales amenazas, Antoni Bolaño llamó personalmente a Jordi Barbeta para pedirle disculpas. "Fue un calentón", se excusó. El origen de este calentón fue la información publicada por La Vanguardia en la edición del viernes donde se divulgaban las alegaciones que el abogado del Estado preparaba para tratar de evitar que triunfase el recurso de inconstitucionalidad presentado por el PP contra el Estatut".

La publicación de estas amenazas ha obligado a Bolaño a disculparse finalmente. Y lo ha hecho alegando que todo fue "un calentón", ni más ni menos. ¿De qué tipo de calentón estamos hablando? ¿Locura transitoria, un ataque pasional impropio de la Catalunya del "seny" o un subidón de testosterona? Difícil saber qué es más deleznable, su conducta o sus "excusas". Las de Montilla también son más que decepcionantes. Si el PP amenazara a la prensa de este modo lo llamarían fascismo y si lo hiciera Izquierda Unida, estalinismo. Pero el PSC lo llama calentón...

Y ya que hablamos de medios de comunicación, debo decir que ayer volví a mi vigilancia intermitente al programa Àgora (Canal 33). Para reflexionar sobre "qué es lo mejor y qué lo peor del gobierno de Zapatero" no debieron encontrar ninguna hembra disponible. Los invitados de ayer eran: Graciano Palomo, Rafael Nadal, Ernesto Ekaizer, Jordi Barbeta, Julio Ariza y ¡Rafael Vera! Como quería ser honesta, he mirado en la web los programas emitidos anteriormente y he visto que en anteriores semanas sí habían invitado a algunas mujeres. Por supuesto, nunca más de dos y ni soñar con un pleno. Si alguna vez fuesen 5 mujeres de 5 invitados o 6 de 6 alguien podría confundirse y pensar que ha resucitado el ex programa de Cayetana Guillén Cuervo. En fin, después algunos se horrorizan al oír hablar de cuotas. Mejor dejo el tema antes de que me dé un calentón".

T'ha interessat aquest contingut?

Subscriu-te al butlletí d'Eix Diari i rebràs la informació més destacada al teu correu electrònic

Mitjançant l'enviament del meu email confirmo que he llegit i accepto la política de privacitat.


Democràcia

Educació per a la resistència

Jordi Larregola

És lícit ensenyar uns valors si després hauran de descobrir que són inútils?

ENQUESTA WEB

El Congrés dels Diputats ha frenat l'intent del PP i Cs d'endurir la presó permanent revisable. Els dos grups havien presentat dues esmenes a la totalitat a una proposició de llei del PNB que demanava reformar el Codi Penal i eliminar la presó permanent revisable, introduïda pel PP quan tenia majoria absoluta

Estàs a favor de la presó permanent revisable?


No