Barri de Mar

La Marina, de nuevo olvidada

De la Rambla de la Pau hacia Sitges, una de las partes de la ciudad más deprimidas e históricamente más abandonadas de la ciudad, con más del 25% de población inmigrante y con multitud de puntos negros por resolver, nuestro Ayuntamiento no ha sido capaz de realizar ninguna mejora que merezca tal nombre, en los tres años que llevamos de su mandato.

De justicia es reconocer que la crisis del 2008, el procés y ahora la pandemia, han pesado como una losa de granito sobre todo. Pero los pasados Ayuntamientos fueron capaces de realizar mejoras en este barrio, a pesar de las dificultades. El actual Ayuntamiento no ha hecho nada, ni tan siquiera aquellas acciones que solamente suponen una gestión razonable con otros organismos, como lo serían la eliminación del muro de Renfe en la calle Áncora, o el pedir a la compañía eléctrica que haga digerible urbanísticamente la subestación eléctrica en la rotonda próxima al faro.

No les recuerdo la larga lista de “asuntos pendientes” en el barrio de Mar porque Vds. ya la conocen y porque algunos de esos asuntos son de una entidad económica que, en los tiempos que corren, es explicable que se pospongan.

Pero hay asuntos que no suponen mucho dinero y si un importante beneficio para los ciudadanos y un impulso al comercio de la zona; me refiero a la peatonalización de la calle Llibertat desde Áncora a Soler. Es incomprensible la ceguera que tiene el Ayuntamiento en este asunto, que sería un éxito seguro. ¿A que está esperando  “promoción económica de la ciudad” para hacerlo?

Pots rebre al teu correu electrònic tots els articles d'opinió amb el nostre butlletí diari de titulars o amb el nostre butlletí setmanal. Inscriu-t'hi de manera gratuïta ara!





També et pot interessar

SEGUEIX-NOS

Si voleu rebre per e-mail les notícies de la setmana i la millor agenda cultural del cap setmana, apunteu-vos als nostres butlletins.

Butlletins gratuïts Subscriu-te ara!