Patrimoni

La ruina del Molí de Mar

Hace algo más de un mes, denunciaba en el Eix Diari que la ruina del Molino de Mar, de la Playa del Far, se estaba deteriorando gravemente.

El Molí de Mar construido en 1801 es después de la ermita de Sant Cristòfol, la edificación más antigua que nos ha quedado en esa parte de Baixamar. Con los años se ha convertido en una de las señas de identidad del barrio.

Yo paso casi todos los días delante de esa ruina y he observado que, en unas pocas semanas, ha sufrido un deterioro notable y casi de forma incomprensible. Parece como si se hubiera hecho a propósito.

Es preciso que alguien apropiado del Ayuntamiento, salga de su despacho, vaya al lugar, evalúe los daños y trace un plan de rehabilitación, aunque no se lleve a efecto de forma inmediata, como corresponde cuando se debe preservar algo que se ha de conservar pues el vecindario lo tiene como seña de identidad.

Lo curioso del caso es que las piedras desprendidas de la estructura, que son muchas, han desaparecido casi en su totalidad. La Regiduría correspondiente debería saber en que se han mal utilizado esas piedras (marcando caminos en esa parte de la playa, o vaya Vd. a saber en qué) y parar la sangría. Al menos que las piedras desprendidas queden en el lugar para que, eventualmente, se puedan recolocar.
Sería sorprendente que nuestro Ayuntamiento, que no hace nada por preservar esa ruina, utilizara las piedras desprendidas, para otra cosa.

Y si no es el Ayuntamiento quien ha utilizado esas piedras, debería investigar quien ha sido, pues las piedras no pueden estar muy lejos de la ruina y así poner fin al saqueo.

Pots rebre al teu correu electrònic tots els articles d'opinió amb el nostre butlletí diari de titulars o amb el nostre butlletí setmanal. Inscriu-t'hi de manera gratuïta ara!





També et pot interessar

SEGUEIX-NOS

Si voleu rebre per e-mail les notícies de la setmana i la millor agenda cultural del cap setmana, apunteu-vos als nostres butlletins.

Butlletins gratuïts Subscriu-te ara!