OPINIÓ

Las fantasías

Anaïs , pseudònim elegit amb delicadesa, per donar-li vida al personatge que he creat per poder parlar d’un tema que sempre m’ha apassionat, es per això que he volgut crear aquest bloc, des de ben petita sempre m’ha agradat relatar, i últimament els meus relats intenten descobrir les fantasies, les pors i les inquietuds al voltant del tema del sexe, ja que tenim molta informació però malauradament no sen fa un bon ús, hi ha molta gent que per por, no pregunta, per que tampoc sap on fer-ho. Aquí ho podreu fer tots els vostres suggeriments i comentaris seran benvinguts.

No voldria pas que ningú es pensi que vull donar lliçons de sexualitat, no soc pas una experta ni professional de la sexologia, simplement voldria compartir els meus relats amb tots vosaltres i buscar la vostra col•laboració per fer-ne de nous.

Primer de tot us voldria demanar disculpes per no escriure en català, tot i que catalana de naixement sóc , però ja fa uns anys que visc fora de Catalunya, i per costum els meus relats son en castellà, ja que m’expresso millor. Espero que això no sigui un impediment per poder arribar a vosaltres i fer-vos partícips dels meus relats. Desitjo rebre els vostres comentaris, suggeriments i critiques, ja que això serà el que farà més ric aquest nou bloc, i el que m'aportarà idees noves per a nous relats. Així que només em resta dir que desitjo que us agradi tant com a mi.

 

Las fantasías

Las fantasías, tanto en el hombre como en la mujer, nacen a muy temprana edad. ¿Quién no recuerda verse sentado en un pupitre de clase, deseando que el niño o la niña líderes de su clase se acerque a darle un beso o se imagina acariciando su lacio y brillante pelo? En ese preciso instante, nace una fantasía erótica…

Las fantasías, son necesarias para hacer el día a día más pleno e interesante, para no caer en las garras de la monotonía, siempre y cuando las fantasías no se vuelvan más importantes que la realidad ni interfieran en ella, (no hay que olvidar que en muchas culturas y religiones lo ven como algo pagano o prohibido), estás pueden ayudar a mantener la intensidad en una relación amorosa.

Las fantasías se convierten en un instrumento de exploración; y hasta cierto punto de satisfacción humana, tanto a nivel personal como de pareja. Algo a tener muy en cuenta; es que las fantasías son sólo eso, fantasías, por lo que no son reales. Hay que saber diferenciar la realidad de la ficción y que cada uno tiene pleno derecho a llevar su sexualidad al punto que él desee. Eso conlleva una responsabilidad en la que debe mantenerse el equilibrio mental, para no sufrir ningún tipo de daño psicológico. En el caso de tener fantasías perturbadoras o recurrir con mucha frecuencia a ellas, indica el inicio de algún tipo de trastorno, por lo que es conveniente realizar alguna terapia conducida por un terapeuta profesional, para poder examinarlo y así erradicarlo.
La decisión de hablar de las fantasías sexuales y de llevarlas a cabo o no, depende de cada uno, por ello hay que ser consecuente y tener en cuenta las repercusiones que tal acto pudieran tener. No sería nada responsable ni prudente hablar de una fantasía o ponerla en práctica si ello pudiera lastimar o herir a la pareja, ya que ello podría llevar graves repercusiones psicológicas, emocionales o físicas. Por el contrario, si la fantasía ha sido aprobada por ambos partenaires y la pareja está dispuesta a representarla, puede llegar a convertirse en un maravilloso instrumento de expresión físico y mental. Algo de lo más sugerente a la vez que estimulante.

Lo que se puede representar y lo que es mejor dejar en la imaginación, eso ya es de sentido común y de las convicciones personales de cada uno. Si alguien, en algún momento pudiera sentirse confundido o perturbado con la práctica de una fantasía, es mejor dejarlo. Es preciso y necesario, asegurarse en todo momento que la pareja se siente completamente a gusto con la idea de involucrarse en una fantasía ajena a ella y disfruta plenamente de la misma.

Para poner en práctica las fantasías existen diversos utensilios en el mercado, tan sólo hay que buscar el que más se adecue a nuestras necesidades, buscar lugares donde dar rienda a nuestra imaginación y disfrutar al máximo de ello, el placer está asegurado.

 

També em podeu seguir a traves del meu facebook de Anaïs Nin Anaïs

Pots rebre al teu correu electrònic tots els articles d'opinió amb el nostre butlletí diari de titulars o amb el nostre butlletí setmanal. Inscriu-t'hi de manera gratuïta ara!



Últims articles publicats


També et pot interessar

SEGUEIX-NOS

Si voleu rebre per e-mail les notícies de la setmana i la millor agenda cultural del cap setmana, apunteu-vos als nostres butlletins.

Butlletins gratuïts Subscriu-te ara!