Sanitat pública

Hospital Residencia Sant Camil, amigo o enemigo?

Hospital Sant Camil. Eix

Hospital Sant Camil. Eix

Primer error: Mientras esperamos en la sala de urgencias que nos digan como esta, escucho a mi padre gritar, sin pensarlo entro directo y encuentro a 4 enfermeras intentando ponerle una sonda en el pene, mi padre estaba muy alterado, debido al Ictus no era él y no entendía que le hacían. Hablando con personal médico del hospital Bellvitge nos comunica que una sonda para este tipo de paciente no procede, que nunca se ponen cuando el paciente esta alterado porque se pueden causar daños, y así fue, mi padre ha estado dos días con dolores y orinando algo de sangre porque debido a que se resistía le hicieron heridas.

Segundo error: A media noche vuelve a Sant Camil después de hacerse una pruebas en Bellvitge. Está 3 horas en urgencias y a las 5:30h de la madrugada deciden subirlo a planta, les comento que subo con él, sufre alucinaciones y no quiere estar solo, tiene miedo. El médico de urgencias me dice que no procede y se quedara solo, ellos ya se encargan. El doctor del turno de día nos reconoce que se equivocaron y que no era un paciente para estar solo.

Tercer error: Sobre las 7h mi padre se despierta desorientado y con alucinaciones, quiere irse y consigue recorrer medio hospital con actitud desafiante. Por normativa tienen que llamar a los familiares, pues bien, su procedimiento es amarrarlo y sedarlo y el doctor nos comenta al día siguiente que se le paso llamarnos.

Cuarto error: sobre las 9h se le pasan los efectos de la sedación, sale de su habitación seguido de una enfermera que pide ayuda pero nadie responde, llega a urgencias donde le espera el personal de seguridad, un hombre de 1.80cm y unos 80kg, suficiente para contener a mi padre que mide 1.65cm y 46.4kg. Los comentarios del señor de seguridad es que como estaba agresivo lo dejo marchar, eso sí llamando a los Mossos.

Mi padre estuvo 40 minutos deambulando por las viñas de Sant Pere de Ribes, cayéndose, arañado por las zarzas, desorientado, semidesnudo y con muchísimo frio. Finalmente los Mossos lo encontraron en el Castillo de Sant Pere y con la ayuda de una ambulancia fue devuelto al hospital.

Quinto error: Al llegar al hospital lo vuelven a sedar, esta vez con cantidades más grandes, lo atan de manos y cintura en posición de cruz y al doctor se le vuelve a olvidar llamar a sus familiares. También se les olvida curarle todas las heridas, que no son pocas en piernas, espalda y brazos.

Conclusión, cuando llegue al hospital aun podía dar gracias que mi padre estaba sedado, herido y psicológicamente hundido ya que el final fácilmente podía haber sido mucho peor.

Por favor no confiemos tanto en las palabras de gente que por tener una bata nos pensamos que saben lo que hacen, pedir todo por escrito, cuestionaros el porqué de ese procedimiento y sobre todo proteger a vuestros familiares, en ese Hospital no están seguros.

Pots rebre al teu correu electrònic tots els articles d'opinió amb el nostre butlletí diari de titulars o amb el nostre butlletí setmanal. Inscriu-t'hi de manera gratuïta ara!





SEGUEIX-NOS

Si voleu rebre per e-mail les notícies de la setmana i la millor agenda cultural del cap setmana, apunteu-vos als nostres butlletins.

Butlletins gratuïts Subscriu-te ara!